Seguimos sembrando Biodigestores

Soberanía Energética


Iniciamos el 2020 con la estrategia de  trabajo para la realización de Escuelas de campo Post-encuentro que girarán alrededor del programa ¨seguimos sembrando biodigestores¨. Estos espacios permiten  el reencuentro en los nodos  regionales  con las nuevas organizaciones y personas incluidas para compartir las experiencias del III Encuentro nacional y planear el accionar de la red desde los nodos basados en los resultados de las mesas de trabajo y los insumos de todos los miembros de la RedBioCol

En esta oportunidad compartimos los resultados del dia de campo en el departamento del Valle del Cauca.

Con la ayuda de la profesora Eudaly Giraldo quien es docente de la I.E José María Falla del municipio de El Dovio y miembro de la comunidad de Bellavista, se hizo la invitación a un grupo de jóvenes y niños integrantes del Club Defensores por el Agua “Cantarranas” y Herederos del Planeta de Bellavista.

El club Cantarranas está conformado por estudiantes de la I.E José María Falla y desde hace cerca de dos años viene trabajando en la gestión y ejecución de proyectos en torno a la conservación de los recursos naturales del municipio de El Dovio.

Así mismo, el grupo Herederos del Planeta de Bellavista desde el año 1995 viene trabajando en pro de la restauración ecológica de la microcuenca Los Sainos, procesos de reconversión de la producción agropecuaria con principios agroecológicos, la defensa de la cultura campesina y la investigación participativa.

Con esta convocatoria a niños y jóvenes que se encuentran inmersos en programas de conservación se buscó transferir conocimiento en torno a una tecnología adoptada en la comunidad de Bellavista hace más de 30 años, con la que se ha logrado de forma muy eficiente descontaminar las aguas servidas de la producción agropecuaria y generar subproductos de alto valor como el gas metano y el efluente para abono.

Realización del taller

De acuerdo a lo planeado el día 8 de febrero se realizó en la finca El Ciprés el taller teórico – práctico sobre instalación y manejo de biodigestores plásticos de flujo continuo como estrategia para la descontaminación productiva de aguas servidas de la producción agropecuaria. En este evento se contó con la participación de 35 personas.

La actividad  inició con una charla teórica en la que se le explicó a los participantes la importancia de hacer un uso racional del recurso agua, de procurar un manejo responsable y de reducir al máximo los impactos como puede ser la contaminación de las fuentes hídricas.

Se contaron de parte de Campab las experiencias vividas en la vereda Bellavista y la microcuenca Los Sainos a partir de la organización de la comunidad con el apoyo de CIPAV, y las iniciativas exitosas de restauración ecológica, reconversión de la producción agropecuaria y tecnologías en torno a la gestión del agua que permiten en la actualidad tener soberanía en el recurso hídrico.

Se hizo un énfasis muy especial en el manejo de biodigestores como estrategia muy eficiente y de bajo costo para el tratamiento de las aguas servidas en el sector rural, y sobre la fácil réplica de esta tecnología en muchas de las fincas de los participantes en el evento.

los principales temas que se trataron durante la explicación fueron:

  • Ubicación del biodigestor que permita la llegada de la carga por gravedad, el manejo del efluente como fertilizante sin afectar las fuentes de agua y el aprovechamiento del gas.
  • El tipo de carga que puede ser estiércol bovino o porcino, cachaza de caña y la primer agua miel resultante del lavado del café.
  • La relación sólido vs líquido que debe entrar al biodigestor para su adecuado funcionamiento.
  • El tiempo de retención que garantizará una adecuada descontaminación de la carga.  con base en los anteriores el cálculo del tamaño del biodigestor.

Instalación del biodigestor

Previo al taller se realizó el corte del plástico, la inserción de una bolsa dentro de la otra y la instalación de la válvula de salida.

Con la ayuda de los participantes del evento se hizo el amarre del plástico, para lo cual se explicó paso a paso el proceso de ubicación de la bolsa en la fosa, la elaboración de los pliegues en los tubos y la técnica de ajuste del plástico con las correas.

Una vez amarrado se verificó la distribución del plástico al rededor de los tubos con el fin de que quedara bien distribuido hacia las esquinas de la fosa. Posteriormente se ubicaron tapas plásticas en las cajas de entrada y salida y por medio de un extractor de aire se infló la bolsa y se empezó a llenar de aire.

Una vez amarrado se verificó la distribución del plástico al rededor de los tubos con el fin de que quedara bien distribuido hacia las esquinas de la fosa. Posteriormente se ubicaron tapas plásticas en las cajas de entrada y salida y por medio de un extractor de aire se infló la bolsa y se empezó a llenar de aire.

Una vez inflada la bolsa se hizo el llenado con el agua que fue almacenada por los propietarios de la finca. Al tiempo que el agua ingresaba al biodigestor se realizó una recolecta de estiércol bovino en el establo y potreros aledaños, con el cual se hizo una colada que fue aplicada a cada caja para iniciar la carga con sólido del biodigestor y permitir que este estiércol fibroso sane posibles poros presentes en las cajas.

Los propietarios de la finca El Ciprés se comprometieron a:

  • Cercar el biodigestor para evitar el ingreso de animales y posible deterioro de la bolsa.
  • Techar el biodigestor con una cubierta plástica parabólica (tipo marquesina).
  • Cargar el bodigestor diariamente con estiércol bovino y porcino de acuerdo a las recomendaciones de cantidad, relación sólido vs líquido, evitar el ingreso de objetos extraños y de sustancias contaminantes (detergentes, desinfectantes, etc.).
  • Se estará monitoreando de forma constante el biodigestor para evaluar la producción de gas y hacer las conexiones en la cocina de la vivienda.

La Corporación Campab y el grupo Herederos del Planeta en representación de la comunidad de la vereda Bellavista, damos los agradecimientos a la RedBiocol por el aporte de un rollo de plástico para biodigestor que nos permitirá continuar con nuestro trabajo de mejoramiento de la calidad de vida de los habitantes de la microcuenca Los Sainos y la conservación de los recursos naturales. Daremos un buen uso a la bolsa restante con la instalación de otros biodigestores.

Así mismo de parte de el Club Defensores por el Agua “Cantarranas” se agradece a la RedBiocol y Campab por la oportunidad de aprender más sobre alternativas que permiten la conservación de  los recursos naturales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *